Blogia

Mi Sitio...

Estigma

Estigma

“Como si nada, doy la vuelta y supongo que nada pasa” Que nunca paso lo que tanto soñamos. Sí, te doy gracias por haberme hecho la persona más feliz del mundo, aunque solo fuera por unos instantes. Es hora de que te vayas, solo le pido a Dios, que nunca cambie esa forma que tienes de ver el mundo. Las cosas no tienen explicación, por lo menos una lo suficientemente convincente, para calmar este mar de ironías y alegorías, que esta historia, este cuento de ensueño, recopila entre sus páginas amarillas. Vivimos una eternidad, hicimos un año una vida, hicimos una vida un suspiro. Y se que mejor no podrás estar, y se que todo a nuestro alrededor seguirá como si nada. Te marchas porque la vida así lo desea, porque no es fácil vivir sobre sueños. Mientras escribo estas letras, se me va el alma contigo. Un alma, que siempre será tuya. La vida sigue entre carreteras y aviones, entre vuelos tardíos y juegos de niños. Se que te ira mejor que a mi lado. Eres como un rompeolas, inminente, fuerte, la vida te apremia. Si miro al cielo, encuentro consuelo pues aunque estés lejos, es el mismo techo. Sin más que decir, serás mi estigma de amor, es orgullo saber, que tus labios me pertenecieron ayer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Libres

Libres

Aun recuerdo aquellos años dorados, donde la vida se acababa con solo sacar una mala nota. Aun recuerdo, aquellos momentos, en que juntos intentamos quemar el colegio. Aun recuerdo, como pasábamos horas sentados mirándonos, charlando, sobre lo que realmente nos importaba. Aun recuerdo, las musas inagotables, que creaban canciones para una banda, una casa productora, una cadena televisiva. Aun recuerdo, las mentiras piadosas para evitar regaños por cortar clases. Aun recuerdo, esa vida de sueños, de historias por contar, de páginas amarillas por el tiempo. Fue esa mi vida, la vida que me dio la libertad que profeso. Esos momentos que pase junto a las personas que mas ame en la vida y, que aunque hoy no están a mi lado, las sigo amando. Fue gracias a ellos que el tiempo pasó con un poco de ligereza, en medio de las tempestades. Fue gracias a ellas que descubrí, que la verdad va antes que nada. Fue gracias a ellas, que supe que con una sonrisa se mueve montañas. Fue con ellas con quien descubrí, que la lealtad y la confianza son primordiales en una amistad. Fue con ellas con quien llore, con quien reí, con quien soñé, con quien escribí por primera vez.                                                                                   

                                                                                                                 Hoy, me siento a su lado, juntos nuevamente, todos. Y no tengo de que hablar. Nuestras vidas han cambiado, nuestros intereses se han transfigurado. La llama que nos unía se consumió, lentamente. Cada cual tiene ahora, un nuevo rumbo. Un camino por el que andar, igual que antes, solo que ahora ira solo. Hemos crecido, ya no somos los niños que corríamos bicicleta, descubriendo lugares secretos, a los que según nuestro criterio, nadie había visitado nunca. Somos nuevas personas, mejores personas, mas maduras, más reales. Es ahora, cuando todo lo que soñamos, tiene la posibilidad de realizarse. Nunca nos olvidaremos, siempre llevaremos esos momentos que nos hicieron ser lo que somos. Es nuestro tiempo, aportemos nuestra voz.  

Al Marino, A La Educadora, A La Administradora, Al Escritor. 

Nunca los olvidare.  

“Libertad”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Descubri Que Estoy Vivo...

Descubri Que Estoy Vivo...

Descubrí que estoy vivo. Este viernes pasado, mi mente se encontraba en una encrucijada. Comencé el día en la Academia, día casual, vestirte como te de la gana. Todos estaban felices, no había porque estar en silencio, el escándalo era inmenso. Camine durante largo rato, solo, con la vista perdida. Pensando en mi familia, mis “amigos”, mis momentos, y mis cambios. El día transcurrió tranquilo, sin pesados trabajos, sin malas noticias, diría que un aire viciado era lo único que se respiraba. Me reí a carcajadas en varias ocasiones, escuche a una maestra criticar a otros estudiantes, leí dos capítulos corridos en la clase de español. Al fin dieron las 2:30. Salí con mi amiga a comer en algún restaurante de comida rápida. Me sentía bien. Cuando vinieron a recoger a mi amiga, quede solo, con una taquilla para un café teatro, y más de una milla por caminar. Solo vasto la mirada precisa para descontrolarme, mi alma se alborotó, sentí que cayó sobre mis hombros un peso inaguantable. Camine por mas de una hora sin parar, solo  pare para comprar una botella de agua,  la cual tire contra el suelo, rebotando esta y cayéndome encima. Lagrimas bajaron de mis ojos, y lo único que  hacia era echarme la culpa de algo que ni sabia. Llegue a mi destino con el trauma encima, di vueltas y vueltas, sin saber donde paraba, camine por la escuela, como un alma en pena, buscando una luz que la salvase. Así estuve hasta que me senté en una computadora y escribí este texto a su mitad.                                   

                Hoy lo termino, luego de lo ocurrido todo estuvo bien, creo. Uno que otro ataque antes del café teatro, pero alguien supo como reprenderme lo bastante bien, hasta tranquilizarme. Disfrute la noche. Me senté, observe, analicé, escuche. Mi compañera de mesa, me ayudo bastante, le conté cosas de mí, ella me dijo de ella. Al fin veo la luz que he estado buscando. Esa luz que me dice “no temas, nada a cambiado”. Creo que estoy mejor, aunque sigo pensando que estoy volviéndome loco. Después de tanto tiempo, me salen algunas palabras, una que otra escena, y quizás un despintado poema. No se que me descontrolo así. No se si quiera que fue lo que me paso. Fue difícil, pero me descubrí a mi mismo. El cambio no siempre es perfecto, conlleva unos sacrificios y dolores. Espero que sea la última vez, aunque estoy seguro que si vuelvo a ser punto fijo de esa mirada… “No Se Por Que Te Aprecio Tanto”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres